Día gris


Duelen
las rosas en los semáforos
y las burbujas que vuelan
en las plazas coloniales
me veo estúpida
toda de negro
con una sonrisita muy frágil
y un globo inflado con helio
tres metros arriba de mis pies.
Espanto palomas
y lloro
pero nadie ve
hay muchas burbujas y palomas y niños que corren hacia la misma dirección por la que yo voy.
Me impregno el alma con calles.
Las calles no se impregnan de mi.
Todo esto es tan triste...
Al final, el globo color verde muerte se topa con el cuerpo de la rosa.
Y juntos sangran y se van.

2 Huellas:

Omar dijo...

hubo un poeta nuestro, excelente; Julio Miranda, que decía en un poema: si no sufres no sabes; y si sufres, sabes cadavez menos.

necesarias, pese a todo, esas huellas.

abrazos.

Anónimo dijo...

Maravilloso mujer...al igual que tu. Te quiero, gracias por ser mi poetiza y por regalarle alegria a mi vida. Te quiero.
Sami.