Recuerdos

Cuando esos días llenos de sol inundan mi recuerdo, me siento inexplicablemente feliz, indestructible, ni el arma más letal podría macerarme, ningún fuego podria incinerarme, ni siquiera el verte me podría hacer daño.
Quisiera que esos dias nunca acabaran, que las horas se volvieran interminables y que me volvieran a quitar el aliento; si el tiempo existiera me gustaría devolverlo, estar en ese instante en el que sin razón aparente mi corazón palpitaba de alegría, cuando solo existía yo en ese universo hueco, cuando...si hubiera querido morir asi y alli lo hubiera hecho de pie; sin agonía, sin explicación.

Quisiera poder decir que a pesar de tu ausencia me siento feliz.

2 Huellas:

Juan Camilo dijo...

Pero el recuerdo no es suficiente, solo nos permite sonreir por los tiempos gratos, pero nos hace sufrir con cada nuevo paso, con cada minuto que nos alejamos más...

Aunque espero que el recuerdo le pueda más al "tiempo", porque esta nueva era, ya no es lo que "era".

"El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia"

Omar dijo...

Mirarse así, desde "fuera". Desde esas raras epifanías que a veces nos dan los días.

Buen texto, Julieth.